Zumos para el colon irritable

El síndrome del colon irritable es una enfermedad del aparato digestivo. En España, 2 de cada 5 personas desconocen lo que es esta enfermedad, y la padece entre el 2,3% y el 12% de la población.

Este mal altera el día a día de las personas. Produce malestar generalizado y dolor abdominal.

En los peores casos, la enfermedad puede hacernos padecer incluso diarrea crónica, con los inconvenientes que esto genera.

Llevar una dieta adecuada es fundamental para aliviar los síntomas de esta enfermedad, que son los siguientes.

  • Dolor abdominal. Algunas personas pueden sentir náuseas y vómitos, además de malestar general.
  • Las personas que lo padecen tienen saciedad precoz tras consumir alimentos.
  • En las deposiciones, cambia la consistencia y frecuencia de las mismas.
  • Sensación incompleta de evacuación en los intestinos.
  • Diarrea o estreñimientos alternados.
  • Gases.

Siempre, antes de nada, es recomendable ir al médico.

Este síntoma es crónico, por lo que los síntomas aparecen con cierta regularidad.

Recomendamos mantenerse tranquilo, ya que los nervios pueden interferir con el aparato digestivo, empeorando de manera puntual la enfermedad.

Zumos para el colon irritable

Entre las mejores frutas para consumir cuando padecemos colon irritable se encuentran las peras, manzanas o zanahorias. Estos son suaves para el estómago y llenas de vitaminas.

Zumo de Zanahoria

Para regular la macrobiota, zumo de manzana y salvado de trigo

La manzana, la pera y el mango tienen altas cantidades de fibra, por lo que ayudan al tráfico intestinal.

La preparación del zumo es muy sencilla, ya que basta con licuar dos manzanas y añadir una cucharada de salvado de trigo.

Smoothie de manzana, pera y mango, ideal para el estreñimiento

La manzana, la pera y el mango tienen altos contenidos de fibra, por lo que ayudan para los periodos de estreñimiento.

La preparación del zumo es muy sencilla, pues basta con incluir las peras, manzanas y el mango (sin hueso) en la licuadora para extraer su jugo.

Zumo de manzana

Si solo queremos usar manzanas, también son adecuados para el colon irritable. Basta con 1 manzana y medio vaso de agua natural de mineralización débil. La licuamos, mezclamos con el agua y lista para consumir.

Zumo de pera

La pera tiene altos contenidos de fibra y está cargada de vitaminas. Además tiene pectina que limpiará tu intestino. Para la preparación del jugo basta con una pera, medio vaso de agua, licuarlo y mezclarlo.

Zumo de zanahoria

La zanahoria nos ayuda a regular el sistema digestivo.

Esto nos ayudará no solo cuando tengamos diarrea, sino también durante los momentos de estreñimiento.

La preparación de este smoothie es sencilla. Limpiamos las zanahorias y las incorporamos en la licuadora (por ejemplo, en una licuadora marca Aicok). Justo después podemos verter agua según nuestro gusto.

Zumo de arándanos

Los beneficios de los arándanos son muy variados y demostrados, ya sea para nuestra salud en general o para nuestro intestino.

Pasamos los arándanos por la licuadora y nuestro zumo estaría listo. Perfecto para una salud de hierro.

Más consejos para el colon irritable

colon irritable
  • Evita el estrés. Nuestras emociones influyen de manera directa en nuestra salud y nuestro colon irritable. Intenta relajarte.
  • Hacer ejercicio moderado y con regularidad es una forma excelente para ayudar a tu colon irritable y nuestra salud en general.
  • Los lácteos pueden agravar el intestino irritable, sin olvidarnos que estos productos son ricos en calcio y no debemos eliminarlos por completo de la dieta.
  • Los medicamentos que tomas pueden irritar tu aparato digestivo. Intenta tener un uso adecuado de estos.
  • Ingesta de fibra. Cambia el pan blanco por el integral que tiene más fibra. Utiliza más fruta y verdura en la dieta.
  • Evita las comidas abundantes, ya que afecta directamente a tu sistema digestivo y colon irritable.
  • Cuidado con los laxantes, que producen aumento de la irritación.
  • Las frutas son buenas con moderación. El jugo de manzana o de uva pueden producir gases. Debes consumirlos pero con moderación.
  • Evita la cafeína.
  • Evita el chocolate.
  • Evita los alimentos ricos en grasa.
  • Deja el tabaco. Toda tu salud lo agradecerá.